1era Generación de Licenciados Educación Vespertina – Colegio Padre Manuel d’Alzon

198

TU APRENDIZAJE ES NUESTRA TAREA.

Por más de 100 años la Congregación Agustinos de la Asunción, ha cimentando las bases educativas en nuestra comuna, especialmente en los niveles básicas y medios. Formando durante todos estos años, a los niños y adolescente. Pues bien, durante el año 2014 y 2015, la Fundación Educacional Colegios Asuncionistas, decidió expandir su horizonte de servicio, y es así, que se abre una nueva oportunidad para las personas jóvenes y adultos, que no hayan terminado su educación media, La Educación Vespertina del Colegio Bicentenario Padre Manuel d´alzon.

Lota se ha caracterizado a nivel regional y nacional, por poseer uno de los más altos porcentajes de escolaridad incompleta de las personas adultas y jóvenes. Es por ésto que queremos ser una real ayuda, por el cual las personas de nuestra comuna y alrededores puedan terminar su escolaridad y encontrar un medio, para desarrollar sus sueños y anhelos, así como también ser un trampolín para cursar estudios superiores.

Para desarrollar esta labor, nos hemos planteados la siguiente VISION:

“Queremos ser una comunidad educativa que forme hombres y mujeres en valores ético – cristianos, basados en una educación integral, un contexto inclusivo, vinculados a la sociedad del conocimiento y con el fiel propósito de anunciar el reino de Dios.”

Y para lograr ésta, nuestra MISION, será:

“En el contexto de una comunidad educativa católica – asuncionista, democrática y solidaria nos impulsa el otorgar una educación de calidad, integral e inclusiva para formar niños personas al servicio de la sociedad

La idea de ofrecer un espacio educativo para adultos tiene larga data en nuestro colegio y especialmente en la institución que sostiene esta comunidad. La Fundación Educacional Colegios Asuncionistas, sentía que el proyecto educativo en Lota estaba incompleto. Es decir, cuando se ofrece educación para niños en etapa pre escolar, luego la educación básica, para continuar con la educación de adolescentes en la enseñanza media, estaba siempre el deseo de extender la posibilidad de estudiar con nosotros a los adultos que, por muchas razones no pudieron terminar su educación formal durante su juventud.

El año 2014 y este año que termina, fue un tiempo de preguntarnos una y otra vez acerca de este proyecto. Queríamos estar seguros, que en cada paso que diéramos lo mejor de nosotros se viera reflejado, especialmente el amor con el que estábamos trabajando. Queríamos ofrecer a nuestros estudiantes, algo que fuera más allá de la sala de clases, algo que no sólo se agota en el pasar materia, queríamos colaborar en la formación de adultos felices y que en esta felicidad se encontraran con Dios.

Es por esta razón, que investigamos, estudiamos experiencias de otras comunidades educativas, realizamos perfiles de profesores y elegimos acuciosamente las personas que nos parecieron idóneas para enseñar y “formar” en esta jornada de clases. y así formar un equipo de trabajo, en donde nuestro horizonte es el entregar lo mejor de nosotros a nuestros estudiantes.

Y hasta que llegaron los primeros estudiantes. Todos estábamos ansiosos, queríamos dar lo mejor de nosotros. Esto coincidió con quienes se matricularon en nuestro colegio. Muchos de elllos tenían entusiasmo y a la vez miedo. Muchos de ellos debieron dejar su casa, horas de descanso y compartir en familia, muchos de ellos debieron, alargar la noche para estudiar y volver a tener que vérselas con cuadernos, libros, apuntes y guías. Pero todos ustedes sabían a esta altura de la vida que “crecer duele”, exige esfuerzo, renuncias, cansancio. Sin embargo, vivieron este crecimiento de la mano de sus profesores y todo el equipo que conforma la educación vespertina.

El año pasó mucho más rápido de lo pensado, llegando sin darnos cuenta, a la primera Licenciatura de este tercera jornada educativa del Colegio Bicentenario Padre Manuel d´alzon.

Hemos llegado al final de un proceso que nos enorgullece. Es un sano orgullo, el que nace luego de haber realizado bien una tarea. Esta sensación, esta satisfacción es compartida con la comunidad educativa que nos acoge, con los docentes que trabajaron en la jornada vespertina y especialmente con cada uno de nuestros 35 estudiantes que egresan.

Profesora Aracely Inostroza

Coordinadora Jornada Vespertina