Jornada Vocacional Del 14 Al 15 De Julio De 2017

526

En los días viernes 14 y sábado 15 de julio, realizamos como comisión de animación vocacional una mini jornada vocacional en la comunidad nuestra Señora de Los ángeles / Golf(Chile). Después del gran reto que nos hicieron los capítulos general y  provincial,   mayor debió ser nuestra insensibilidad y despreocupación al no reaccionar a ese desafío planteado por  la  letargia en la que habíamos sido sumergidos como provincia respecto de la animación vocacional. Esa primera iniciativa significó para nosotros   tomar conciencia de esta gran contienda que tenemos al frente y desde ya, materializar  y poner en marcha las ideas  de ambos capítulos: tener  un nuevo ardor y nuevo compromiso a nivel de animación vocacional. Convencidos de que el legado del padre Manuel d’Alzon aún tiene mucho que decir a la sociedad actual cada vez más secularizada, el ejemplo de D’Alzon nos invita y nos desafía a trabajar con pasión y desinterés en el despertar las  vocación al servicio de la Iglesia.  Por algo hay que empezar, pensamos y nos  lanzamos en esta primera aventura con este primer encuentro  que denominamos “llamados por Dios en la familia “en el que logramos reunir tres jóvenes (Mateo de 12 años, Matías de 17 y Gabriel de 21 años) dos de ellos acompañados por sus madres. Los temas desarrollados entre otros “conocernos, la vocación y el carisma de la Asunción” fueron intercalados por algunos momentos de  intensa oración y dinámicas que dejaron  una buena impresión a nuestros invitados que no dudaron en proponer que se repitieran esos encuentros. Y a nosotros nos dio nuevo impulso y esperanza en hacer seguimiento a esas semillas y a esa tarea que si bien parece ser difícil, tiene sin embargo algo de luz que necesita de nuestro compromiso y  determinación para llevarla a buen fin.  Sin duda, sabemos que es el Espíritu Santo quien llama pero también sabemos que necesita de nuestra mediación.  Por cierto, sale un poco de lo habitual, la idea de invitar a los padres de los jóvenes a tal encuentro pero efectivamente, creímos que vale la pena integrar a la familia en el proceso vocacional pues de ella surge la vocacional  como “iglesia doméstica”. Es  el lugar donde se educa en primer lugar en la fe. Por lo que el pequeño encuentro se ganó  el  título  “llamados por Dios en la familia”. La realidad nos ha mostrado  de hecho que ya es tiempo de empezar a cambiar estrategias y adoptar nuevos métodos que nos permitan  crear inquietudes vocacionales, tomando en cuenta el contexto social, familia y educacional. Es tiempo para cada religioso sentirse responsable y de salir del sueño para ser protagonista de esa realidad creando  en su entorno una cultura vocacional donde estemos en un espíritu de dialogo y compartir con la juventud  y un acompañamiento en el proceso de maduración y de perseverancia.  “Si se puede”!! Gracias a al padre  Pedro Pedraza que nos brindó su gran apoyo y por la comunidad Nuestra Señora de Los Ángeles que mucho tuvo que hacer para que se realizara con éxito esta actividad en su seno. “La mies es abúndate y los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para su cosecha”. … Mateo 9, 36-38.

Confiados a la obra del Espíritu Santo, aunamos nuestros esfuerzos como provincia en la acción y la contemplación, para que Dios siga  moviendo los corazones de jóvenes dispuestos a gastar su vida por la gloria de Dios y el advenimiento de su Reino

 

Padre Roger Musungira a.a