Pastoral vocacional en el colegio Manuel Dalzon Lota

59

Este lunes 16 de octubre 2017 hemos realizado como comisión vocacional del territorio de Chile una actividad vocacional en el colegio Manuel Dalzon de Lota. El encuentro fue con los alumnos de tercer y cuarto medio. Les contamos nuestra experiencia de vida religiosa y de misión y el momento se hizo agradable y fructífero con el compartir que surgió de las preguntas curiosas de los alumnos .Los jóvenes mostraron un peculiar interés para saber más de nuestra vida que para muchas personas como para ellos parece ser una “vida anormal” sea porque se desconoce o se tiene prejuicios al respecto o tal vez porque los medios de comunicación la distorsionan y la presentan a su conveniencia por algunos casos escandalosos ocurridos en la Iglesia. Para los jóvenes como para muchas personas, no calzan en sus mentes que para consagrase al Señor se tenga que vivir en castidad y pobreza. Fueron reacciones más espontaneas que de hecho entre risas y bromas amenizaban la conversa entre religiosos y alumnos poco convencidos como diciendo en su interior, “deben ser anormales”. Es más, las preguntas como “¿cuánto gana un sacerdote?”, “y también ¿Ha habido algún momento en el que creen que Dios no existe? “Fueron preguntas de los alumnos y que tienen que ver efectivamente con la realidad socio cultural marcada por el materialismo, el hedonismo y el secularismo. Nos percatamos del gran desafío que tenemos como religiosos de no caer en los prejuicios que el mundo tiene de la vida consagrada dando siempre un buen testimonio. La animación vocacional en los colegios es una primera iniciativa que hemos intentado realizar en repuesta al interrogante de todos los tiempos de porque en nuestros colegios asuncionistas no surgían vocaciones religiosas. Después de esta pequeña experiencia, puedo atreverme a dar una pequeña explicación como impresión personal. Si bien el testimonio es la auténtica evangelización y promoción vocacional, es también indispensable que hablemos de nosotros en nuestras obras, “vender nuestro negocio” como dirían los economistas .sino como dice san Pablo en su carta a los romanos“ ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?” ¿Cómo vendrán los alumnos de nuestros colegios a nosotros si no nos conocen? Lo enfatizo porque un alumno me preguntó el significado de ART de la cruz que llevaba y me llamó la atención porque nuestras obras deben estar marcadas por un sello asuncionista sobre todo los colegios que de hecho están bajo el patrocinio del padre Manuel Dalzon. Debo afirmar que fue una linda experiencia grata el compartir mi vida y mi experiencia religiosa con los alumnos invitándolos a discernir su vocación y presentándoles la vida consagrada como una mejor opción donde pueden estar felices y realizarse como personas.

P. Roger aa