Jornada Vocacional de Rengo 24 de marzo de 2018

153

El sábado 24 de marzo la comisión de la pastoral vocacional Chile, hemos realizado una jornada vocacional en rengo. Esa jornada viene a ser la segunda y da continuidad a la primera realizada en la parroquia Nuestra señora de Los ángeles del Golf el año pasado. La elección de rengo no fue aleatoria sino más bien una forma de variar lugares y hacer rotación, pero también rengo tenía la mayor parte de los participantes. Es más, su ubicación geográfica casi al centro nos facilitaba la llegada porque los jóvenes venían de lota, rengo, Santiago y Valparaíso. El encuentro fue pensado como un encuentro de los acólitos de nuestras parroquias asuncionistas, pero tenía una visión vocacional. Es decir que no excluía que otros jóvenes que quisieran vivir esa experiencia se integraran. Fueron 7 jóvenes que vivieron esta experiencia. El objetivo no solo era de buscar despertar en los jóvenes el interés por la propia vocación, sino también, llevarlos a elaborar sus propios mapas de vida, que les ayude a cuestionarse sobre su proyecto de vida y tener metas claras que los movilicen para el futuro. Ayudar a los jóvenes a tomar conciencia de que son conocidos y amados por Dios; que descubran que el amor de Dios sobre ellos lleva consigo un llamado para que sea plenamente feliz; que valoren la riqueza y la unicidad de su persona y que el llamado de Dios nos toma enteros y plenifica lo que somos. Compartimos con los jóvenes la experiencia del padre D’alzon, quien mas allá de las convulsiones de su época y su país a los que podría haber buscado dar respuesta desde otras perspectivas como la política (opción de vida que también le atraía) como quería s eligió ser soldado de Cristo y dar respuesta libre y amorosa a Dios confiando al Espíritu santo. Ese apasionado de Cristo y del Reino que nos ilumina y testifica por su vida que el seguimiento de cristo es su imitación es decir amarlo a él y amar lo que más amó, la virgen y la Iglesia. Nuestra misión de animación vocacional se incierta efectivamente en la misma misión de la Iglesia que nace de la acción evangelizadora de Jesús y los apóstoles. La evangelización pretende generar cristianos adultos que han experimentado el amor de Dios, que viven según Dios, y que, por tanto, se plantean su vida como respuesta y testimonio de la fe. Terminamos la jornada con la misa de acción de gracias y pidiendo por la mediación del padre D’alzon por las vocaciones asuncionistas.
Seguimos rogando, dando testimonio y labrando la viña del señor para que el dueños de las mieses mande obreros.

P. Roger aa